El secretario general de la OPEP, Abdalá El-Badri, dijo el lunes que los planes de estímulo anunciados por los países industrializados no han tenido impacto, atribuyendo a ellos la responsabilidad de mejorar la economía y no a su organización. A pesar de los paquetes de estímulo en Europa y Estados Unidos, "no hemos visto signos positivos" y los países industrializados están tomando medidas "muy despacio o no lo están haciendo en absoluto", indicó. El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo señaló que los países industrializados "necesitan medidas, no palabras" y añadió que espera que la reunión del G20 en abril "haga algo".
El-Badri dijo que 2009 "podría ser el año más difícil para el mundo".