El secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El-Badri, ha instado a Occidente a tomar medidas para frenar la especulación financiera en los mercados de futuros de petróleo, el principal factor al que atribuye la imparable escalada de los precios del "oro negro". A su juicio, son necesarios controles más estrictos y hay que poner un freno a los especuladores. Además, asegura que en estos momentos la oferta y la demanda de crudo están equilibradas yque los fundamentos del mercado no justifican los precios actuales, cercanos a los 100 dólares/barril.
Enuna entrevista a un diario austriaco, El-Badri señala que "la explosión (actual) de los precios no beneficia a los países productores de petróleo, ni a los consumidores, sino sólo y únicamente a los especuladores". Además insiste en que "los mercados están bien abastecidos de crudo, el alto precio no tiene nada que ver con una escasez de petróleo" No obstante, El-Badri asegura que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está preparada para aumentar sus suministros cuando la demanda supere a la oferta. La OPEP incrementó en 500.000 barriles diarios su bombeo conjunto el pasado 1 de enero, una medida que no ha impedido hasta ahora frenar la subida de los precios del petróleo.