La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no ve la necesidad de aumentar su producción, a pesar de los últimos incrementos en el precio del petróleo, que alcanzó el pasado viernes los 139 dólares el barril, una circunstancia que Arabia Saudí calificó de "injustificada". La OPEP no tiene previsto convocar ninguna reunión extraordinaria para abordar esta cuestión. Las grandes economías consumidoras se han visto afectadas por los máximos históricos del crudo, que incluso podrían superarse, pero la OPEP indicó que no tiene previsto convocar ninguna reunión extraordinaria para abordar esta cuestión ni tampoco para decidir un incremento de la producción, según explicó una fuente de la organización.
"Creo que hay suficiente petróleo en el mercado", indicó el presidente de la Corporación Nacional del Petróleo de Libia, Shokri Ghanem. Arabia Saudí parece el único miembro de la OPEP con capacidad para aumentar su producción de una manera rápida y significativa, pero su ministro del Petróleo, Ali al Naimi, y su contraparte paquistaní se reunieron el domingo y coincidieron en señalar que el aumento del precio del crudo es injustificado y que carece de base real en el mercado, según informa la agencia de noticias Saudi Press. Presión para elevar la producción Los gobiernos consumidores han aumentado su presión sobre la OPEP, que suministra más de un tercio del crudo del mundo, para que eleve su producción y se logre así paliar las consecuencias de los altos precios en sus economías. El Gobierno de Alemania expresó este domingo su preocupación por el impacto del creciente costo del combustible. "El incremento de los precios del petróleo se está convirtiendo en una amenaza real para la economía mundial", declaró el ministro alemán de Economía, Michael Glos. Pero la OPEP culpa a otros factores que están más allá de su control, como la especulación y la tensión política internacional. Estos elementos podrían provocar un incremento incluso mayor del precio del barril de petróleo, indicó el representante iraní ante la OPEP, Muhammad Ali Jatibi.