El crudo de la OPEP se vendió el viernes a 126,11 dólares por barril, 7,34 dólares más que la jornada anterior, informó hoy el secretariado del grupo petrolero en Viena. La consultora especializada JBC dijo hoy que los precios de petróleo en los mercados internacionales se vieron afectados por intensas fluctuaciones de una magnitud desconocida, pese a que todo indicaba un debilitamiento sostenido en los precios del petróleo hasta el pasado miércoles.
Según JBC, el ministerio de Transporte de Israel hizo unas agresivas declaraciones sobre una acción preventiva contra Irán para evitar que ese país entre en una controvertida fase de la energía nuclear. Mientras, el Banco Central Europeo manifestó su intención de elevar los tipos de interés para ayudar a contrarrestar las presiones inflacionarias, lo que podría traducirse en los mercados en una mayor presión sobre la cotización del dólar. Por otra parte, el banco de inversión Morgan Stanley asegura que los precios del petróleo tocarán hasta los 150 dólares por barril hacia el 4 de julio, otra mala noticia paran EEUU, donde las existencias crudo cayeron 19 millones de barriles durante las últimas cuatro semanas.