Los bancos de la Unión Europea podrían tener más problemas con activos devaluados y con su insuficiente capital, afirmó hoy, lunes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Además, la Organización ha comentado en una encuesta realizada sobre la economía del bloque que los gobiernos de la UE necesitan realizar pruebas de solvencia rigurosas y transparentes en el sector bancario.