La economía de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) registrará una contracción del 4,1% en 2009 y crecerá un 0,7% el próximo año, según las nuevas previsiones de la institución internacional, que suponen la primera revisión al alza de sus perspectivas en los dos últimos años. La última edición del informe 'Perspectivas económicas' considera que la fase de contracción de la actividad pronto tocará fondo en los países de la OCDE tras una caída sin precedentes desde la II Guerra Mundial, aunque advierte de que la recuperación será "débil y frágil" durante años y las consecuencias económicas y sociales, duraderas.