La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indica una tendencia a la ralentización en las perspectivas de crecimiento económico de la treintena de países que la integran. El indicador de coyuntura de noviembre revela un descenso de medio punto respecto al mes precedente y de 2,2 puntos si la comparación es con un año antes. En la zona euro la caída es de 0,3 puntos (2,3 en un año) y la perspectiva es de ralentización moderada, lo mismo que en el grupo de países que forman el G-7, los más industrializados del mundo, con una reducción de 0,6 puntos (2,3 en un año).