La tasa de morosidad de las cédulas hipotecarias aumentó en el primer trimestre en España, según Moody's Investors Service, que pronostica que lo seguirá haciendo, especialmente en las de los últimos años. La agencia de calificación crediticia explica que 2008 presentará un desafío mayor por el endurecimiento de las condiciones de crédito y la ralentización de la economía global y española. El aumento del paro, la menor creación de empleo y unos mayores tipos de interés hipotecarios podrían lastrar a los hipotecados, añade.
Moody's dice que la emisión total de cédulas hipotecarias aumentó a 5.280 millones de euros en el primer trimestre de 2008, y que se cerraron cuatro nuevas titulizaciones durante el período. El deterioro de la tasa de morosidad en estas titulizaciones respaldadas con activos hipotecarios residenciales tiene lugar en un entorno de ralentización de los precios de la vivienda y del crecimiento de la economía.