La libra esterlina cotizó hoy a 1,61 dólares, su nivel máximo frente a la divisa estadounidense de los últimos siete meses, y se situó cerca de cerrar mayo con un avance del 9%, el mayor incremento mensual desde marzo de 1985. La moneda británica también corrigió posiciones frente a la moneda única europea, al cambiarse a 1,14 euros, y acumuló una subida mensual del 2,5%, después de haber rozado la paridad a finales de 2008. El incremento del 1,2% en el precio de la vivienda en el Reino Unido durante el mes de mayo, según datos publicados hoy por Nationwide -una de las principales hipotecarias del país-, consiguió dar aliento a la maltrecha libra esterlina. También se conoció hoy que la confianza del consumidor británico alcanzó en mayo su nivel máximo del último año.