La libra esterlina trepaba, los bonos británicos caían y las acciones en Londres bajaban levemente el jueves, después de que el Banco de Inglaterra amplió su programa de alivio cuantitativo en 25.000 millones de libras, disipando algunos temores a un incremento mayor. Los futuros de bonos gubernamentales de la zona euro tocaban un mínimo de la sesión, empujados por la ola de ventas de deuda británica. La libra saltaba más de un centavo estadounidense a 1,6620 dolares, tocando su máximo de dos semanas. El euro caía más de medio penique en el día, a un mínimo de la jornada de 89,33 peniques.