La inversión española crecerá el 4,8% en 2007, según las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Esta cifra supone seis puntos porcentuales menos de lo pronosticado por el Gobierno en su cuadro macroeconómico. En la zona euro la inversión se incrementará el 4,3% este año, frente al 5,1% de 2006.