El Banco de España constata en su último boletín Económico de 2007 que la inversión doméstica en construcción continuó su declive en el último tramo del pasado año entre una pérdida de dinamismo en el empleo y en consumo privado. "En el caso de la inversión en construcción, los indicadores disponibles apuntan a una continuación de la desaceleración en la última parte del año", dice el informe económico de diciembre elaborado por el servicio de estudios del Banco de España.
"(...), Los indicadores de empleo muestran que en los meses de octubre y noviembre ha proseguido la pérdida de dinamismo del sector", añadió. El Banco también menciona una "negativa evolución" en el consumo aparente de cemento acompañado por un "acusado retroceso" del indicador de confianza. "Los indicadores de carácter adelantado también apuntan, en general, a una prolongación de la desaceleración de la inversión en construcción en los meses venideros", añadió. En cuanto a la inversión en bienes de equipo, la utilización de la capacidad productiva del sector industrial disminuyó al inicio del cuarto trimestre, hasta situarse en el valor mínimo del año, lo que, según el informe, sugeriría unas menores necesidades de ampliación del capital instalado. DEUDA DE HOGARES EN DESACELERACIÓN Según el informe del Banco de España, los balances de los hogares y las sociedades volvieron a desacelerarse en octubre tanto la deuda como los activos líquidos mantenidos en su cartera. Por su parte, los datos provisionales de noviembre apuntan a una nueva moderación en el dinamismo de la financiación de familias y empresas y a un mantenimiento del ritmo de avance de sus activos líquidos en torno a los mismos niveles del mes precedente.