La promotora inmobiliaria Aifos ha solicitado concurso voluntario de acreedores con un pasivo de unos 1.000 millones de euros yalrededor de 2.000 acreedores, según informaron hoy a Europa Press en fuentes judiciales. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga será quien tramite esta solicitud de concurso de la compañía que ya se encontraba en situación preconcursal. Ello supone que estaba en negociaciones con sus acreedores para acordar un plan de pago de deuda y sortear la suspensión de pagos, que finalmente no ha podido evitar.