El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 1,4% el pasado mes de abril en relación al mes anterior por efecto, entre otras cosas, del encarecimiento de los carburantes, eel vestido y el calzado, la luz y el tabaco.

Con esta subida, la inflación en tasa interanual se sitúa en el 2,1%, dos décimas por encima de la de marzo y una décima superior a lo avanzado inicialmente, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta subida mensual de los precios registrada en abril, la tercera consecutiva, es la más alta en cinco años, pues no se experimentaba un incremento mensual tan elevado desde abril de 2007, cuando el IPC también aumentó un 1,4%.

Por su parte, la tasa interanual del IPC vuelve a subir en el cuarto mes del año después de haber bajado hasta el 1,9% en marzo. Este repunte interanual se debe, sobre todo, al encarecimiento de la factura de la luz y al alza de los precios del tabaco.