La inflación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) retrocedió cinco décimas en julio hasta situarse en una tasa negativa del -0,6%, frente al -0,1% de junio, informó hoy la institución en un comunicado. El términos mensuales, el IPC registró un descenso del 0,2% en julio frente a una subida de cuatro décimas en junio. La inflación subyacente, que excluye los precios de alimentos frescos y energía, se incrementó un 1,6% en julio, una décima menos que en julio (1,7%). En la zona euro, el IPC interanual se situó en julio en el -0,7%, seis decimas menos que en junio (-0,1%), mientras que la inflación subyacente alcanzó el 1,3% en términos interanuales, una décima menos que en junio.