El índice de precios de consumo chino, principal indicador de la inflación, ha aumentado un 6,5% interanual en octubre, siguiendo el fuerte ascenso de los últimos meses, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas. La cifra ha superado el aumento del 6,2% de septiembre y ha igualado el 6,5% de agosto, que entonces fue el nivel más elevado en casi 11 años. Las autoridades chinas querían sin embargo contener la inflación en un 3% en 2007. La inflación del pasado mes se debe principalmente al aumento de los precios de los alimentos, que han subido un 17,6% en octubre respecto al mismo mes del año anterior.