La India hadecidido subir de forma inesperada los tipos de interés hasta el 3,5% para contener la inflación, que se aceleró a su mayor nivel del último año y medio.