La renta variable española afronta la última sesión de la semana con nuevos descensos, pese al cierre en positivo anoche de Wall Street. El Ibex 35 cede un 0,16 por ciento hasta los 14.501 puntos aunque, poco a poco, se acerca de forma tímida a terreno positivo. El convencimiento de que la FED volverá a bajar los tipos de interés no basta para animar a los inversores a tomar posiciones, y las ventas se acumulan, sobre todo, a las puertas de Colonial. Además, los ahorradores se quedan con el mal sabor de boca dejado por el Nikkei, que ha cerrado en mínimos de los dos últimos años. El resto de plazas europeas comienzan en positivo, el cambio euro-dólar alcanza las 1,4793 unidades y el futuro del crudo ligero estadounidense baja hasta los 94,24 dólares. En el plano empresarial, Banesto ha abierto la temporada de presentación de resultados empresariales, con un beneficio de 764 millones en 2007.
Los rumores de adquisición del prestamista hipotecario Countrywide Financial por el Bank of America y la certeza de una bajada de los tipos de interés en EE.UU sirvió para animar a los inversores estadounidenses, pero no convence a los europeos. Estos se quedan más bien con los malos augurios, caso de las advertencias del Banco suizo UBS en el sentido de que 2008 podría ser otro año difícil. No es un gran titular, pero sí la confirmación en letras mayúsculas de que la crisis financiera no “se ha evaporado” con el cambio de año, sino que sigue más presente que nunca. Y en medio de este panorama, Banesto ha dado el pistoletazo de salida a la temporada de presentación de resultados de 2007, al anunciar un beneficio en ese periodo de 764 millones de euros. Las acciones de la compañía han pasado de una reacción inicial a la baja a subir un 0,17 por ciento. Pero las alzas más abultadas son este viernes para otra entidad, para Bankinter, donde las espadas están en alto en un intento por controlar la entidad: los contrincantes no son otros que Jaime Botín y Credit Agricole, aunque no dejan de conocerse participaciones de entidades como Caja Madrid o Societe Generale. Buen comienzo de sesión para Gamesa que sube más de un 2 por ciento y para , arriba un 1,96 por ciento. Indefinición entre los grandes La tendencia mixta que vemos entre los pesos pesados es una buena muestra de la indefinición que vive el Ibex 35. En positivo se colocan las acciones de Telefónica (+0,13 por ciento) y las de BBVA (+0,20 por ciento). El Santaner está plano y Repsol se deja un 0,24 por ciento. Las suyas no son, en todo caso, las caídas más abultadas. Ese puesto lo ocupa una vieja conocida en ese terreno: Colonial, que cede un 1,5 por ciento, tras alertar sobre posibles nuevas turbulencias. Su presidente, Mariano de Miguel no descarta que los bancos ejecuten más paquetes de acciones pignoradas por Luis Portillo y otros accionistas como garantía de crédito. Además, el grupo podría vender el 34 por ciento de la francesa SFL por mil millones de euros. Mientras, tanto Acerinox como Inditex bajan un 0,8 por ciento.