El 15,8% de los españoles confiesa que no podrá irse de vacaciones este año debido a su hipoteca y cerca del 30% asegura que el presupuesto para gastarse en este periodo estival se ha reducido drásticamente en comparación con el pasado, según revela un estudio de la inmobiliaria Zapata. Los jóvenes son "los más afectados" por la crisis, y mientras que ocho de cada diez encuestados desea tener un piso propio, el 13% defiende las ventajas de los pisos en alquiler. El 21% estaría dispuesto a firmar una hipoteca a más de 40 años, cifra que asciende cinco puntos en el caso de que se le concediesen ayudas oficiales. A pesar de ello, el 22% de las mujeres entre 25 y 34 años ve como "algo imposible" comprarse un piso en los próximos cinco años.