BlackRock registró una ganancia de 256 millones de dólares, ó 1,62 por acción, en el cuarto trimestre de 2009, más de cuatro veces el beneficio de 52 millones de dólares, ó 39 centavos por acción, de un año antes. Los resultados superaron ampliamente las expectativas de los analistas. La compañía, la mayor administradora de activos que se negocica en bolsa en Estados Unidos, atribuyó la sólida ganancia del cuarto trimestre al aumento en los activos netos y a mejoras en el ambiente del mercado internacional. La compra por parte de BlackRock en 13.500 millones de dólares de Barclays Global Investors a fin de año creó un gigante de administración de fondos que prácticamente duplica el tamaño de su competidor más cercano.