El acuerdo de fusión entre Merck y Schering-Plough pone de manifiesto que el sector farmacéutico "ha alcanzado niveles de valoración que están esencialmente apoyados, dejando al sector infravalorado", señala el analista de Deutsche Bank Michael Leuchten. El creciente dato de operaciones corporativas puede tomarse como un signo de que las compañías del sector tienen valor, añade.