La Fiscalía Anticorrupción ha pedido cinco años de cárcel para el ex presidente de Avanzit, Juan Bautista Pérez Aparicio, por un delito continuado de apropiación indebida, al desviar presuntamente 1,42 millones de euros de la compañía meses antes de que la sociedad presentase su suspensión de pagos.
Así lo indica el escrito de acusación de Anticorrupción conocido este viernes ante el Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, que investiga este desvío a través de seis transferencias a cuentas de "La Caixa" y "Caja Segovia", en el que supuestamente cooperaron los antiguos ejecutivos de Avanzit, Manuel No y Eduardo Suñer, para los que el fiscal pide cuatro años y diez meses de prisión. El Fiscal solicita que estos imputados indemnicen a Avanzit con un montante de 1,42 millones de euros y paguen multas que suman 183.000 euros. Según consta en el escrito de acusación, Pérez Aparicio ordenó transferencias de cuentas bancarias de Avanzit Tecnología, filial del grupo Avanzit, hacia cuentas propias y de la sociedad Gurugú Inversiones, en la que ostentaba una participación del 90%, por el citado importe de 1,42 millones de euros. Para ello, contó con la colaboración de los otros dos acusados. El presidente de Avanzit, que abandonó la compañía tres días después de la fecha de las últimas transferencias, no ha procedido a la devolución "ni siquiera parcial" de la cantidad ingresada, según explica el fiscal. Las seis transferencias descritas se realizaron el 17 y 18 de enero, el 7 de mayo y las tres últimas, el 16 de junio de 2002. El escrito concluye que Bautista se valió de las facultades "inherentes al cargo que ostentaba" para obtener un "beneficio ilícito" a costa de los activos de la sociedad.