La entrada de pedidos de Porsche en Alemania subió en el primer trimestre del año un 14,5 por ciento, hasta 3.497 vehículos, pese a la crisis de los mercados financieros y la cautela de los compradores. Porsche informó hoy en un comunicado de que logró en marzo pedidos de unos 1.400 automóviles. El director de Porsche en Alemania, Bernhard Maier, dijo que "la elevada entrada de pedidos en el primer trimestre muestra que los clientes han acogido bien nuestra nueva generación de la serie 911, así como del Boxster y el Cayman con motores de menor consumo pero con mayor potencia con inyección directa y un embrague doble".