La deuda neta del Estado británico se sitúa actualmente en 774.800 millones de libras (901.596 millones de euros), equivalente al 54,7% del Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido, la mayor proporción en 30 años, informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). La deuda británica se vio aumentada en mayo al pedir prestados el Gobierno otros 19.900 millones de libras (23.173 millones de euros). Esa suma, añadida a los préstamos de abril, supone que, en los dos primeros meses de este ejercicio fiscal, el Gobierno ha tomado prestados 30.500 millones de libras (41.369 millones de euros), más del doble registrado en el mismo periodo del año fiscal anterior.