La deuda hipotecaria de las familias siguió moderándose en abril y ascendió a 671.450 millones de euros, un 1,8% más que en el mismo mes del año anterior, lo que supone el menor aumento de toda la serie histórica, según datos del Banco de España. Además, el incremento interanual se situó más de dos puntos por debajo del experimentado en enero (4%) y casi nueve puntos por debajo del incremento del 10,5% registrado en arbil de 2008. En comparación con la cifra registrada al cierre del mes de marzo, la deuda hipotecaria subió sólo un 0,01%, después de haber registrado cuatro caídas intermensuales consecutivas en diciembre de 2008 y los tres primeros meses de 2009.