La deuda hipotecaria de las familias continuó prácticamente estancada en el mes de enero, al crecer un 0,3% respecto al mismo mes del año anterior y situarse en 678.782 millones de euros, según datos del Banco de España.
Este incremento interanual se situó en línea de los experimentados en los últimos meses, aunque ligeramente por encima de los crecimientos del 0,1% y del 0,2% registrados en octubre, noviembre y diciembre de 2009.

Aun así, la cifra de enero dista mucho del incremento del 4% que se registró la deuda hipotecaria en enero del año pasado y de los aumentos superiores al 5% que registraron a lo largo de 2008.

Los créditos al consumo, por su parte, cayeron un 1,3% en el primer mes de 2010, hasta los 220.343 millones de euros, frente al incremento del 2,8% registrado en el mismo mes del año anterior. Con todo, este descenso supone una desaceleración de tres décimas respecto al mes de diciembre.

Sumando ambos conceptos (deuda hipotecaria y créditos al consumo), el endeudamiento total de los hogares se situó en 901.846 millones de euros en enero, lo que representa un descenso del 0,1% respecto al mismo mes de 2009.