El Gobierno federal alemán alcanzará unos 90.000 millones de euros de nueva deuda el próximo año, dijo el viernes el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck.  En una comparecencia ante la cámara baja del parlamento, también dijo que a pesar de las promesas de rebaja de impuestos de algunos partidos, esos mismos partidos saben que no será posible en el futuro inmediato. 
Los partidos conservadores de la canciller alemana, Angela Merkel, han prometido recortar impuestos tras las elecciones generales de septiembre. Steinbrueck forma parte del gobierno de coalición de Alemania en representación del partido socialdemócrata SPD.

Steinbrueck dijo que presentará el miércoles el borrador de los presupuestos del 2010, que incluye un endeudamiento de "casi 90.000 millones de euros".