La debilidad de la demanda es el principal problema de la industria de Alemania, que atraviesa actualmente una recesión por este motivo pero no por falta de competitividad. Esta es la conclusión a la que llega el Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo) tras realizar una encuesta empresarial. El Ifo informó hoy de que "la recesión actual de la industria manufacturera alemana es la consecuencia de la debilidad de la demanda global y no indica una falta de competitividad". Añadió que la competitividad de la industria germana se considera notablemente más alta que la media de la Unión Europea (UE).