Deutsche Bank ha obtenido un beneficio neto de 2.300 millones de euros en 2010, un descenso del 54% en comparación con los 5.000 millones de 2009.

La crisis sigue haciendo mella. Deutsche Bank ha visto reducir fuertemente sus beneficios en 2010 hasta ganar 2.300 millones de euros, lo que supone una caída del 54% en comparación con los 5.000 millones registrados en 2009.
 
Estos resultados se deben en gran parte a los costes relativos a la adquisición de Postbank, de 2.300 millones de euros, y a menores beneficios fiscales en comparación con 2009, según informó la entidad.