Los bancos españoles ganaron 16.603 millones de euros en el ejercicio 2008, lo que supone un descenso del 12% respecto al beneficio obtenido el año anterior, tras destinar a insolvencias y dotaciones 15.726 millones de euros, más del doble que en 2007, según datos presentados  por el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín.  El portavoz de la patronal calificó estos datos de "buenos y recurrentes", puesto que se han obtenido "en el año del colapso del sistema financiero internacional". A su parecer, los bancos españoles "han logrado capear el temporal y sobrevivir a la tormenta, mientras que muchos de sus rivales no han podido hacerlo".