Los ingresos de las compañías aeronaúticas de todo el mundo cayeron un 83% en el primer trimestre del año debido al impacto negativo de la crisis en sus ventas, lo que supuso una reducción de sus beneficios del 12% respecto al mismo periodo del pasado año, según un estudio elaborado por Deloitte. Así pues, la industria aeroespacial rompió en los tres primeros meses del año la senda de crecimiento que mantenía desde 2003 y que le permitió alcanzar ingresos cercanos a los 600.000 millones de dólares (más de 430.000 millones de euros) y unos beneficios de 54.200 millones de dólares (casi 40.000 millones de euros).