El fabricante sueco de electrodomésticos Electrolux registró pérdidas por importe neto de 7 millones de coronas suecas (737.000 euros) en los seis primeros meses de 2008, frente al beneficio neto de 109 millones de euros del mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía. Las ventas del propietario de marcas como AEG y Zanussi descendieron un 1,8% en el primer semestre, hasta 49.780 millones de coronas (5.246 millones de euros). En el segundo trimestre del ejercicio el grupo escandinavo obtuvo un beneficio neto de 99 millones de coronas (10 millones de euros), un 81,8% menos que en el mismo periodo de 2007, mientras que su facturación disminuyó un 0,8%, hasta 25.587 millones de coronas (2.696 millones de euros). El presidente y consejero delegado de Electrolux, Hans Straberg, reconoció que la industria de los electrodomésticos está siendo cada vez más competitiva en precios y los consumidores se decantan por productos de menor precio.