La confianza del consumidor alemán que mide el índice GFK subió en mayo hasta el 5,9, frente a una expectativa de 4,5 y un dato revisado de abril de 4,9.