El indicador de confianza de los consumidores franceses correspondiente al mes de septiembre ha experimentado un empeoramiento hasta los -21 puntos desde los -15 enteros del mes precedente. Los analistas habían pronosticado un dato en -16 puntos.