Se cierra una semana en la que el Ibex35 ha viajado a la parte baja del canal en el que lleva inmerso durante unos meses, entre 8200-7500 puntos. El selectivo de la bolsa española cerró la semana en los 7.763 puntos ¿y ahora? Los usuarios de la comunidad de Estrategias de inversión hablan de “rebotón” como el próximo movimiento del selectivo español. 


Semana de caídas de más del 3% para la renta variable nacional, que no tuvo problemas para despedir los 8000 puntos e incluso viajó a la parte baja del canal en el que lleva inmerso durante varias semanas. Los expertos ya avisaban hace unas sesiones – ver: España frente a Europa. De nuevo, el Ibex35 se desmarca. – de que la pérdida de los 7820 puntos pondría al selectivo en disposición de ir a buscar los 7500-7600 puntos. E incluso, los 6900-7000 puntos. Un movimiento que para muchos es un “descanso” necesario para volver a tantear la zona de 8500 e incluso los 9000 puntos.


Un movimiento que hace plantearse ¿es momento de abrir cortos o podemos aprovechar los recortes para abrir largos? Algunos de los usuarios de la Comunidad de Estrategias de inversión reconocen que el gran sentimiento negativo existente, le inicio del mes de abril y la fuerte sobreventa acumulada, hace pensar en un “rebotón” del selectivo español. Siempre y cuando Chipre, primas de riesgo y bancos lo permitan.

Porque serán los bancos los que, tal y como comentaba Josep Prats, de Abante Asesores, liderarán la subida del mercado nacional. Y la misma pregunta que para su índice de referencia¿comprar o esperar? El experto de Abante reconoce que en términos de capitalización bursátil “ha caído más de la mitad y ahora cotiza por debajo de su valor en libros cuando tiene una rentabilidad normalizada cercana al 14-15%, por lo tanto es una situación de infravaloración”. Es cierto que el grueso de su beneficio procede de Latam pero entre los bancos españoles esta entidad junto a BBVA son los dos bancos que no están puestos en cuestión, en el sentido de esperar ampliaciones de capital relevantes.

La volatilidad, como oportunidad

Y es que, teniendo en cuenta los cambios significativos que están teniendo lugar alrededor del mundo, es probable que la mayor volatilidad de los mercados financieros venga acompañada de considerables interferencias bursátiles, lo que podría elevar los riesgos a los que se enfrentan los inversores al tratar de cumplir los objetivos de inversión. Un reciente informe de Newton, boutique de BNY Mellon explica que a pesar de todo, si el cambio se entiende correctamente, puede conducir a oportunidades significativas.

Una oportunidad que, al menos por el momento, no estará en Pescanova. La compañía finalizó la semana anunciando la solicitud de concurso de acreedores con “perspectivas de empeoramiento”. En principio ya están todas las cartas sobre la mesa. Este viernes expiraba el plazo fijado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores para que Pescanova anunciara qué hacer con su futuro más inmediato. De momento, les exponemos los pasos a seguir si usted es accionista de la compañía.