La Comisión federal de la Competencia ha dado luz verde sin restricciones a la compra por el líder mundial en agroalimentación Nestlé de la firma suiza de aguas minerales Henniez, anunciada el pasado septiembre. La adquisición, que asciende a un total de 155 millones de francos, no tiene ningún indicio de creación o refuerzo de una posición dominante en el mercado específico de aguas minerales, jugos de frutas y otras bebidas frías. El organismo competente renuncia, por tanto, a seguir interesándose por esta operación de concentración que, por otra parte, ya está bastante avanzada, y estima que el mercado está suficientemente animado por la presencia de grandes grupos y de numerosos canales de distribución.