La Comisión Europea (CE) permitirá la fusión de las consultoras estadounidenses Towers Perrin y Watson Wyatt, aunque ha establecido ciertas condiciones para garantizar que la operación no distorsiona la competencia en el mercado europeo. La CE sospechaba que la transacción, como fue comunicada en un principio, podría generar problemas de competencia en el mercado europeo de los programas informáticos actuariales para seguros de vida, como explicaba el Ejecutivo comunitario en un comunicado.