La coalición alemana, formada por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) han llegado hoy a un acuerdo sobre el último y debatido punto del modelo económico de los llamados "bad-banks" (malos bancos), según informó hoy el ministro de Finanzas, Peer Steinbrück. Hace poco más de un mes, el Gobierno alemán aprobó el proyecto de ley que permitía aplicar este sistema, por el que los bancos con un elevado volumen de activos tóxicos pueden liberarse de ellos y depositarlos en sociedades creadas exclusivamente para aparcar estos títulos, y que han sido denominadas "bad banks".