La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa considera que el Banco Comercial Portugués (BCP) violó las reglas de intermediación financiera en la venta agresiva de acciones propias durante los aumentos de capital de 2000 y 2001. POr este motivo, deberá imponerle una de las multas más elevadas de la historia en Portugal, según informa hoy "Diario Económico". El regulador del mercado de valores tomó la decisión final sobre el proceso de los pequeños accionistas del BCP el pasado jueves, según el referido diario, y consideró esta práctica de "muy grave". Aunque todavía no se conoce el valor de la multa, se hará pública veinte días después de que el banco sea notificado, ésta deberá ser la mayor aplicada por la CMVM en Portugal.