La Comisión Nacional de la Energía (CNE) se ha puesto como objetivo poner en marcha un servicio de estudios que desarrolle trabajos y análisis específicos sobre el sector energético y que, a modo de "unidad estadística", dé forma a toda la información que maneja el regulador.
Este servicio permitirá "monitorizar" el seguimiento de la información estadística que genere la CNE y, junto a esto, ofrecer al regulador un "cuadro de mando" de indicadores energéticos coyunturales.