La automotriz china Zhejiang Geely Holding Group, elegida el mes pasado como principal postor para Volvo, la unidad de Ford Motor, ha desarrollado un plan de recuperación y reforma en el que el fabricante sueco de autos vendería hasta un millón de vehículos al año. El plan se centra en China pero también establece objetivos ambiciosos para los mercados tradicionales de Volvo en Europa y Norteamérica. Ejecutivos de Geely, sin embargo, prevén que hay un largo camino antes que puedan concluir un acuerdo, un proceso que se verá complicado por problemas relacionados con la propiedad intelectual, según una persona próxima a Geely.