El grupo cervecero Anheuser-Busch Inbev, la mayor compañía del sector tras la fusión de InBev y Anheuser-Busch el pasado mes de noviembre, planea desprenderse de activos en Europa Central y del Este con el objetivo de reducir su endeudamiento, según diversas informaciones recogidas en la prensa internacional. En concreto, 'The Times' señala que la multinacional sondea diversas opciones para la venta de sus operaciones en Europa Central y del Este con el objetivo de reducir su deuda, que tras la fusión alcanza los 45.000 millones de dólares (32.407 millones de euros).