La CEOE indicó hoy que "el ajuste de la economía a través del cierre de empresas" exige la adopción de reformas estructurales, sobre todo, de una reforma del mercado de trabajo, así como de una mayor austeridad en las administraciones públicas.
En un comunicado para valorar los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, la patronal indicó se están cumpliendo "las perspectivas empresariales, ya que continúa la pérdida de la actividad económica, especialmente en el mercado interior" y "persisten las dificultades de financiación, el retraso en los pagos de las administraciones públicas y el aumento de la morosidad".

En su opinión, el ajuste de la economía a través del cierre de empresas (300.000 pequeñas empresas y autónomos en los últimos doce meses) "exige la adopción de las reformas estructurales recomendadas para la economía española por el FMI, la OCDE, la Comisión Europea, el Banco de España y de numerosos catedráticos de economía".

En este sentido, la Confederación empresarial entiende que "dicho ajuste requiere, sobre todo, la reforma del mercado de trabajo y la mayor austeridad de las administraciones públicas".