El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, consideró hoy que, aunque las fusiones pueden ser el "mejor camino para conseguir ciertos objetivos", algunas, como las que siguen criterios políticos, pueden "empeorar a las propias entidades que participan" en ellas. Durante su intervención en el Foro de la Nueva Economía, Quintás distinguió entre dos tipos de fusiones: las que se realizan para conseguir objetivos que una entidad no podría alcanzar de forma individual y que calificó de "extraordinarias", y las que han realizado algunas comunidades autónomas para conseguir un mejor control de las cajas, que en su opinión son "una aberración". En este sentido, consideró "absurdo" que se desnaturalice el actual modelo de cajas y que "nos lo carguemos simplemente porque a alguien le gusten las fusiones".