La Comisión Europea lanzó hoy una investigación en profundidad sobre la compra de la empresa informática estadounidense Sun Microsystems por parte de su rival Oracle. El Ejecutivo comunitario cree que la fusión podría provocar problemas de competencia en el mercado de bases de datos.