La Comisión Europea (CE) ha decidido prorrogar hasta el próximo 30 de mayo el plazo concedido a las autoridades italianas para remitir toda la información sobre el préstamo de 300 millones de euros concedido a Alitalia, según ha confirmado hoy un portavoz. El Ejecutivo comunitario dio el pasado 24 de abril diez días para que Italia aportase más datos sobre la operación, con el objetivo de determinar si ésta se trata de una ayuda de Estado -prohibida por las normas europeas- o si el apoyo financiero se ha concedido en condiciones de mercado, como defiende Roma.