La Comisión Europea tomará una decisión el miércoles de la semana que viene sobre alegaciones que presentó el Gobierno para justificar las condiciones impuestas a la OPA de Enel y Acciona sobre Endesa y que ya fueron declaradas ilegales por Bruselas. En caso de confirmar su ilegalidad, la Comisión adoptaría una decisión jurídicamente vinculante que permitiría a cualquier empresa invocarla ante los tribunales españoles. Con la decisión del miércoles, la Comisión aclarará si le parecen suficientes las explicaciones que le envió el Gobierno español el pasado 22 de octubre en defensa de las condiciones que impuso la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a Enel y Acciona para poder hacerse con Endesa.