La Comisión Europea dará mañana un poder delegado a la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, para que cierre un procedimiento contra Italia por obstaculizar la fusión entre la española Abertis y la italiana Autostrade. Sin embargo, la decisión de mañana no tiene relación con un procedimiento de infracción abierto por separado por el comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, sobre el sistema general de concesión de autopistas en Italia.