La Comisión Europea ha dado el visto bueno a la compra de la empresa canadiense Alcan, fabricante de aluminio, por la sociedad británica de minería Río Tinto, tras concluir que la operación no distorsionará la competencia en la UE. Río Tinto es una empresa internacional de minería, productora de aluminio, diamantes, productos para la producción de energía (carbón y uranio), oro, minerales industriales y mineral de hierro. Por su parte, Alcan opera en distintas fases de la fabricación de aluminio.