La Casa Blanca estima que el déficit de este año fiscal crecerá hasta los 1,841 billones de dólares mientras que el del año que viene será de 1,258 billones. Además estima, al igual que el presidente de la Reserva Federal, que la recuperación económica se iniciará a finales de 2009.